El sueño de la papa

Parte 1

Soy una papa. Con ambiciones de papa. Quiero convertirme en puré, estar en una ensalada o que me friten y me coman con sal. Que agitada la vida de una papa. Estoy en un lugar oscuro con otras papas. Esperamos el momento de que nos procesen. Porque somos papas y tenemos ambiciones de papa.
Los días pasan. Los pasos se sienten. Caminan cerca nuestro, vemos luz. Pero no nos llevan. Ayer se llevaron una cebolla, ¿por qué no a nosotras? Somos más ricas, menos ácidas. Somos papas y tenemos ambiciones de papa.
Por fin llegó el día; me están bañando, descubriendo mi blanca piel. Bajo el barro que me cubría desde que era pequeña se escondía una hermosa papa blanca con ambiciones de papa.
Me desnudaron de una forma muy prolija. Aún no sabía en que me iba a convertir. Quizá en una ensalada. Me emociona pensar que pronto me cubrirán con mayonesa y compartiré el plato con huevos y zanahorias. Soy una papa, tengo ambiciones de papa.
Comenzaron a cortar a mis hermanas. No veo zanahorias. Quizás nos cocinen primero a nosotras, luego a ellas. Las papas somos especiales, no compartiriamos una cocción con esas inmundas zanahorias. Ellas no son papas y no tienen ambiciones de papa.
Nos cortaron de forma circular. Parece que no vamos a ser ensalada. Una hermana me dijo que corría el rumor de que seríamos fritas. Mi emoción aumentó. Comenzó a nevar. Voy a ser una papa frita deliciosa. No puedo esperar que me coman. El Niño esta muy emocionado. Soy una papa, cumpliendo mis ambiciones de papa.
Estoy en el aceite, se siente crujir, fui una de las primeras. Las otras estan ardiendo de celos, yo ardo de placer. Mi piel se pone crujiente, pero en el interior soy tierna, una tierna papa frita, con ambiciones de papa.

Parte 2

Ya nos están sacando. la desgracia se avecina. Pronto iría a parar a un lugar donde la mugre sería mi vecina. La descuidada mano no se dio cuenta. Tras la cocina caí cuando aún estaba caliente. El aceite sedesparramó a mi alrededor. Mis ambiciones de papa se esfuman mientras se enfria mi sudor.
Se que vendrán por mi. Eh tenido más mugre hasta que me limpiaron al fin. Durante años junto al barro creciendo aprendí, que el era mi amigo aunque siempre cubria mi piel en el jardin. Sólo debía esperar, nuevamente en la oscuridad. Ya llegaría el día, en que me rescatarían y me volverían a cocinar. Mis ambiciones de papa son ya un recuerdo, de cuando era amiga de la raíz. Cuando todavía todavia no tenia ambiciones de papa.

Me estoy poniendo verde y mi estómago me duele. Escucho voces que se quejan del olor. Pronto me irían a descubrir y aunque estoy vieja y descompuesta, alguien disfrutara de mi.
Extraño a mis hermanas, ya deben estar en un lugar mejor, ellas cumplieron sus ambiciones, yo soy una vieja podrida, con ambiciones de papa.
Veo luz y escucho ruidos. La cocina dejó de funcionar y la están moviendo. El olor que supe largar, vuelve a aparecer, se dan cuenta que estoy ahí. Finalmente me van a rescatar. Mis ambiciones de papa vuelven a aparecer.

Parte 3

No resulta como quería y nadie me quiere tocar. Se quejan del olor, no me quieren tocar. Con una escoba y con paciencia me comienzan a llevar a una pala por la cual la basura voy a parar. Ya no soy una papa, mis ambiciones de papa quedaron atrás.

El basurero es oscuro y estoy lastimada. Entre latas,cáscarass y yerba, veo mis días terminar. No se a dónde iré ni que será de mi. Nos comenzamos a mover, nos llevaron a otro lugar, estamos esperando, el ángel de la muerte, pronto nos vendría a buscar. Creía que era una leyenda y que nunca iba a pasar, sin cumplir mis ambiciones esté mundo voy a abandonar. Nunca me voy a olvidar de cuando era una papa y tenía ambiciones de papa.
En un basurero ya me estoy por morir y no se cuanto más me quieren hacer sufrir. Veo la luna y el sol irse sin despedirse y volver.
Siempre llegan nuevos compañeros. Algunos tristes como zanahorias destruidas o descuidadas. Otros contentos como latas y servilletas que cumplieron sus ambiciones. Una cáscara de naranja estaba contenta, pero otra lamentaba no haberse convertido en almíbar.

Comienza a hacer calor. El humo comienza a aparecer, pronto seré cenizas, pero al menos ya no me puedo preocupar por ser una papa y tener ambiciones de papa.